Técnicas de reconstrucción con tejido propio del abdomen: ¿cuáles son sus diferencias?

 

Las técnicas de reconstrucción DIEP (Deep Inferior Epigastric Artery) y el SIEA cheap ray bans (Superficial Inferior Epigastric Artery) consisten en aprovechar el exceso de piel y grasa del abdomen y trasplantar esa piel y grasa al tórax junto a las pequeñas arterias y venas que alimentan hockey jerseys el tejido para así reconstruir una mama mediante cirugía.

Gràfic-DIEP
Gráfico explicativo de la técnica DIEP

Estas técnicas permiten conservar intacta la musculatura y no conllevan ninguna limitación funcional para la paciente.

La técnica de reconstrucción mamaria mediante tejido del abdomen ha supuesto un gran avance para la mujer que ha pasado por un cáncer de mama y una mastectomía.

El avance es médico y estético porque esta técnica sólo excluye a las mujeres que carecen de suficiente tejido graso en el abdomen o que hayan sufrido daño en ray bans sale los vasos sanguíneos de esta zona como consecuencia de una intervención anterior (algo poco probable porque la mayoría de las cirugías que afectan al abdomen como la apendicitis o la extirpación de la vesícula biliar no tienen por qué comprometer la vascularización de la paciente).

.

¿Cuáles son las diferencias?

Cuando se utiliza la cirugía SIEA, ésta cheap nfl jerseys utiliza unos vasos sanguíneos mucho más superficiales que el tejido abdominal, sin tener que diseccionar el músculo (algo que sí que se debe hacer en la reconstrucción mediante la técnica DIEP). De este modo, se simplifica aún más la cirugía y se acorta un día el postoperatorio.

No obstante, el SIEA sólo puede emplearse en las pacientes cuyos vasos sanguíneos superficiales son suficientemente grandes como para dar riego circulatorio al tejido que forma la nueva mama. Desafortunadamente, este sistema de arterias y venas está presente sólo en un 30% de mujeres.

.

Beneficios

A pesar de esta diferencia, las técnicas DIEP y SIEA requieren una recuperación menos extensa y dolorosa, una mama de aspecto y at sensación muy natural e, incluso, un vientre más plano. La mayoría de pacientes ya pueden reemprender un tipo de vida completamente normal dos semanas después de la intervención.

Las dos técnicas dejan una fina cicatriz en el abdomen después de la extracción de tejido que suele disminuir gradualmente con el paso del tiempo.

.

La vanguardia en la reconstrucción mamaria

El DIEP y el SIEA es algo de lo que se podrían beneficiar la mayor parte de las mujeres mastectomizadas si tuvieran acceso a la información adecuada y a los cirujanos plásticos especializados capaces de realizar este sofisticado procedimiento, La mayoría de los profesionales consideran esta técnica y el SIEA como Cheap mlb Jerseys la técnica ideal de las reconstrucciones mamarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + diecisiete =